Sin categorizar

Harris Bricken defiende empresa acusada falsamente de usar mano de obra esclava

Harris Bricken Attorneys Secure Lifting of Forced Labor Order

El Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de Estados Unidos revocó este mes una orden de detención (withhold release order o WRO) que pesaba contra uno de nuestros clientes. Dicha orden había sido impuesta por CBP tras recibir una acusación falsa, la cual alegaba que nuestro cliente estaba utilizando mano de obra esclava. Nuestros abogados Rodrigo Guedes Nunes (quien dirige nuestra oficina en Brasil) y Fred Rocafort demostraron de manera convincente a CBP la falsedad de las acusaciones.

Además de reivindicar a nuestro cliente, la revocación significa que no existe ni una sola orden de detención vigente contra un exportador sudamericano. Esto no quiere decir que el continente ha quedado libre del flagelo del trabajo forzoso, pero contrasta notablemente con los abusos que están tomando lugar en China (en particular, pero no únicamente, contra uigures e integrantes de otras minorías étnicas en Xinjiang), sobre los cuales escribimos con regularidad en nuestro China Law Blog.

CBP se toma muy en serio cualquier alegación de trabajo forzoso, por lo cual obtener la revocación de la orden requirió cerca de un año de trabajo, respaldado por tres auditorías independientes. Los estadounidenses pueden tener la certeza de que CBP no revoca órdenes de detención sin evidencia contundente de que el exportador en cuestión no utiliza mano de obra esclava.

La imposición de una orden de detención tiene consecuencias prácticas, las cuales pueden ser muy severas. No solo se privó a nuestro cliente de acceso al importante mercado estadounidense durante más de un año, también sus clientes en Estados Unidos se vieron afectados por la pérdida de un suministro crítico.

Esta experiencia debe alertar a las empresas estadounidenses (así como a las latinoamericanas que importan vía Estados Unidos) sobre el peligro de utilizar proveedores extranjeros que se aprovechan del trabajo forzoso. De más está decir que toda empresa debe cerciorarse de que sus productos no son hechos por mano de obra esclava. Sin embargo, también es fundamental que los importadores establezcan programas de cumplimiento que les permitan responder con celeridad y confianza a cualquier investigación que realice CBP, respecto al uso de trabajo forzoso u otras posibles violaciones de la ley aduanera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *