¿Debe pagar mi empresa internacional impuestos federales y estatales en Estados Unidos?

Con frecuencia, nuestro equipo especializado en inversión extranjera directa responde a las dudas de empresas globales y de nuestros clientes internacionales sobre el establecimiento de operaciones comerciales en Estados Unidos. (Consulte: ¿Debe registrarse mi empresa internacional en Estados Unidos?, y Servicios bancarios en Estados Unidos para empresas extranjeras). Este artículo tratará de dar respuesta a las preguntas de las empresas extranjeras sobre cuándo deben pagar impuestos federales y estatales estadounidenses sobre la renta —lo que es un análisis completamente diferente a decidir si su empresa debe registrarse o no en los Estados Unidos—.

Primero, tenga presente que, por lo general, un bufete de abogados se ocupa básicamente de sus áreas legales de especialización, es decir, que su trabajo se enfoca en el cumplimiento de los requisitos jurídicos de su negocio, y no tanto en la formalización de sus obligaciones tributarias, que deberían recaer en usted como propietario o gerente del negocio. Esto puede significar que necesite contratar una empresa de contadores públicos certificados y titulados (CPA, por sus siglas en inglés) con experiencia en tributación internacional y una firma de CPA local allí donde quiera hacer o esté haciendo sus negocios en Estados Unidos. También puede contratar una empresa internacional de CPA para que se ocupe de sus obligaciones tributarias nacionales e internacionales. A menudo, nuestro bufete ayuda a nuestros clientes a encontrar la firma contable más adecuada. Normalmente las empresas extranjeras deben contratar a una empresa contable con sede en Estados Unidos para ayudar a garantizar que sus declaraciones de impuestos se completen a tiempo y con exactitud.

Muchos de nuestros clientes internacionales han tenido un gran éxito en sus países de origen y han comenzado a involucrarse en negocios de ventas en Estados Unidos. Estas ventas pueden realizarse directamente desde el extranjero a los consumidores, desde el extranjero a través de brókers, o participando directamente en operaciones comerciales en Estados Unidos. Estas empresas entienden los riesgos potenciales de hacer negocios a nivel internacional y quieren asegurarse de que cumplen exactamente con las normativas correspondientes, para evitar conflictos comerciales o problemas migratorios de propietarios y empleados.


Impuesto federal estadounidense sobre la renta

Todos los ingresos ​​realizados en Estados Unidos están sujetos inicialmente al impuesto estadounidense sobre la renta, a menos que se aplique un tratado de doble imposición sobre la renta entre Estados Unidos y el país de origen de una empresa extranjera. Si se aplica un tratado tributario, la empresa extranjera puede reclamar una reducción en el impuesto federal sobre la renta de Estados Unidos si la empresa extranjera ya pagó el impuesto sobre la renta en el país de origen de la empresa extranjera sobre esa renta estadounidense. Estados Unidos tiene tratados fiscales sobre la renta con 68 países, y muchos de ellos existen desde hace décadas. Puede que le sorprendan algunos de los países de la lista: Venezuela, Rusia, Malta, Suiza y Chipre, por ejemplo, y otros que no están en la lista: Singapur, Hong Kong, Islas Vírgenes Británicas, Bermudas, Argentina y Brasil.

Por lo general, tan pronto como una empresa internacional cierre su primera venta en Estados Unidos, incurrirá en algunas obligaciones tributarias federales estadounidenses sobre la renta. Si como empresa internacional desea continuar haciendo negocios con Estados Unidos, querrá hacer todo lo posible para aprovechar los ahorros derivados del impuesto sobre la renta en virtud de un tratado vigente del impuesto sobre la renta, incluso si esto significa establecer primero una nueva subsidiaria en un país que tiene un tratado del impuesto sobre la renta con Estados Unidos.

Como empresa internacional, por lo general usted podrá decidir cómo desea tributar a nivel federal de Estados Unidos. Debe consultar con un asesor legal y fiscal para que lo ayude a elegir la clasificación fiscal federal estadounidense (Corporación C, sociedad (LLC y sociedades) más adecuada a su caso, y la empresa unipersonal (no está disponible el estado de corporación S para empresas cuyos propietarios son extranjeros).


Impuestos estatales estadounidenses sobre la renta y otros impuestos que correspondan

En Estados Unidos, los impuestos estatales sobre la renta varían de un estado a otro, y no todos los estados respetan los efectos derivados de un tratado internacional del impuesto sobre la renta. Por ejemplo, tanto California como Nueva Jersey exigen el pago del impuesto estatal sobre la renta basado en los ingresos de las ventas en sus estados, incluso si existe un tratado fiscal con un país extranjero a nivel federal de Estados Unidos.

Deberá verificar los requisitos de cada estado donde realice sus ventas para decidir si requieren el pago del impuesto sobre la renta o un impuesto similar, y cuándo lo requieren. Por ejemplo, Washington no tiene un impuesto estatal sobre la renta, pero tiene un impuesto sobre los ingresos brutos que es similar a la tributación de las ventas dentro de Washington. Esto significa que el impuesto a los ingresos brutos se considera ajeno a los efectos derivados de un tratado del impuesto sobre la renta. Vea a continuación:

 

Estado Impuesto sobre la renta Otros impuestos Comentarios
Washington (WA) Ninguno Impuesto a los ingresos brutos (0,484% de los ingresos brutos) Ingresos brutos = ingresos brutos o ventas brutas de compradores en WA
California (CA) 8,84% de los ingresos netos de las corporaciones

 

Depende de las operaciones comerciales actuales Basado únicamente en las ventas realizadas en CA, no en las ventas del resto de EE. UU. ni las ventas internacionales
Nueva Jersey (NJ) 6,5-9,0% del ingreso neto (cambio porcentual basado en bandas de ingreso) Ninguno identificado según las operaciones actuales Basado únicamente en las ventas realizadas en NJ, no en las ventas del resto de EE. UU. ni las ventas internacionales

Los estados generalmente requieren que los vendedores recauden y remitan pagos mensuales o trimestrales del impuesto que se recauda sobre las ventas minoristas, por lo que debe asegurarse de recaudar la cantidad de impuestos correspondiente para cada transacción.

Ninguno de estos estados requiere que una empresa o sus brókers estadounidenses cobren impuestos sobre las ventas de los compradores mayoristas porque el impuesto sobre las ventas solo se recauda sobre las ventas minoristas. Pero las empresas internacionales deben cobrar y exigir que sus corredores obtengan un permiso de revendedor de cada comprador mayorista para mantener en sus registros tributarios. No es necesario mostrar el permiso de revendedor en cada transacción, pero puede mantenerse en el archivo durante la vigencia de la relación comprador-vendedor.

Muchos estados también exigen que se pague un impuesto especial sobre determinadas transacciones, que no se consideran impuestos sobre las ventas.

 

Otras preguntas para reflexionar sobre la tributación estadounidense

Mientras asimila esta información, tenga en cuenta las siguientes preguntas:

  • ¿Desea participar en negocios con Estados Unidos directamente convirtiéndose en vendedor, o desea formar una nueva empresa en un país específico para aprovechar un tratado del impuesto sobre la renta?
  • Si va a participar directamente en negocios con Estados Unidos, ¿cómo se gravarán impuestos a esa entidad? (Próximamente redactaremos un nuevo artículo de blog para ayudarle con esta decisión).
  • ¿Qué importancia tiene para usted simplificar sus obligaciones en Estados Unidos y sería más beneficioso formar una sucursal propia para facilitar sus registros estatales, pagos de impuestos y servicios bancarios en Estados Unidos?
Read More

Sin categorizar