Consecuencias legales y fiscales de hacer negocios a nivel internacional

Cuando hablo con empresas internacionales que buscan hacer negocios en un país extranjero (a veces esto quiere decir en Estados Unidos), me gusta comenzar con su plan de negocios. La mayoría de las empresas desarrollan sus planes de negocios mucho antes de decidir consultar con su abogado para ver dónde podrían tener problemas. Entienden sus mercados y rara vez tiene sentido que la parte legal se involucre en las primeras etapas.

¿Qué pasa si mi empresa ya está haciendo negocios a nivel internacional?

Muchas empresas van desplazándose en su expansión internacional sin analizar los posibles problemas legales con los que se puedan encontrar. Las empresas a menudo me llaman cuando ya tienen problemas con sus socios comerciales, su banco o el gobierno federal, estatal o local correspondiente.

Recientemente tuve conversaciones con dos clientes internacionales que quieren vender productos y servicios en Estados Unidos, para utilizar luego su entidad estadounidense como base de operaciones para una expansión internacional mayor. Les expliqué que los asuntos fiscales y legales van inexorablemente unidos. A muchos abogados no les gusta admitirlo, pero muchas veces los problemas fiscales generan problemas legales (no al revés). En comparación, hay pocos abogados fiscales internacionales en Estados Unidos, y suelen pasar la mayor parte de su tiempo lidiando con conflictos con el IRS y con planificaciones fiscales para grandes clientes. Esto hace que las PyMEs se pregunten a quién deben acudir para obtener asesoramiento fiscal internacional.

¿Necesita mi empresa un experto en fiscalidad internacional?

Un abogado con experiencia en transacciones internacionales puede explicarle las cuestiones legales y fiscales, aunque le avisará cuando se agote su experiencia y necesite incorporar a un contador público titulado (CPA), y capacitado en impuestos internacionales. Al igual que sucede con los abogados internacionales, hay muchos más contables y contadores públicos nacionales “habituales” que contables fiscales y contadores públicos internacionales. He estado varios años creando mi red de contactos de contadores públicos nacionales e internacionales calificados y comprometidos.

Los CPA internacionales están estrechamente familiarizados con los temas fiscales nacionales generales: impuestos sobre la renta estatal y federal (y otros impuestos estatales similares), impuestos estatales y federales relacionados con el empleo, impuestos sobre timbres, impuestos sobre las ventas e impuestos sobre el uso estatales y municipales, así como exenciones aplicables a estos impuestos. También están familiarizados con problemas fiscales internacionales menos conocidos, como el reconocimiento de ingresos, los precios de transferencia y la repatriación de los beneficios, así como con problemas específicos de los empleados relacionados con la transferencia de empleados locales a nuevos mercados internacionales y la contratación de personas locales en nuevos mercados internacionales.

 

¿Cómo hago para sortear los riesgos legales y fiscales de mi empresa internacional?

Tanto desde el punto de vista legal como fiscal, en cualquier lugar del mundo donde vaya a hacer negocios, posiblemente incurrirá en responsabilidades y obligaciones legales, así como en la declaración de impuestos y las obligaciones de pago desde su primera venta. Formar una entidad empresarial en cualquier país tiene ventajas e inconvenientes. Por ejemplo, usted puede hacer negocios en Estados Unidos sin la necesidad de crear una entidad estadounidense, pero una vez que comience a hacer negocios a través de agentes o empleados específicos, sí tendrá que formalizar y establecer algún tipo de presencia en Estados Unidos.

Muchas empresas hacen negocios a nivel internacional dejando la menor huella posible. Y esta táctica está bien siempre que planifique antes de dar el primer paso, en lugar de esperar a que un funcionario del gobierno local se dé cuenta de los desatinos respecto a temas de contratación o al negocio mismo.

¿Será mi plan de negocios internacional para Estados Unidos distinto al de otros países?

Muchos países tienen regulaciones similares en cuanto a la forma en la que requieren que se lleven a cabo los negocios, aunque cada lugar tiene sus propios parámetros en lo tocante a cuándo debe registrarse para hacer negocios allí, obtener un número de identificación fiscal local y contratar directivos y empleados locales, entre otras cuestiones. Estos problemas casi siempre serán los mismos independientemente de si su empresa matriz o subsidiaria local hace negocios en la nueva jurisdicción internacional.

Deberá seguir ciertos pasos en relación con el registro, así como declarar ingresos y pagar impuestos donde se produzcan esos ingresos. Cuando está en vigor un tratado de doble imposición con su país de origen y el otro país, es posible que no salga ganando (desde una perspectiva fiscal) si crea una empresa filial y hace que esta establezca otra filial en una jurisdicción extranjera. Esta cuestión será importante cuando empiece a pensar en repatriar los beneficios.

Tal vez usted tiene motivos comerciales para querer utilizar una determinada estructura empresarial, como el acceso al mercado, la visibilidad como empresa «local» o cuando se prepare para una futura oferta pública de acciones inicial en Estados Unidos, o una transacción de fusiones y adquisiciones en uno o más países simultáneamente. Como mínimo, debería considerar seriamente establecer una entidad en cada jurisdicción extranjera para poder mantener las responsabilidades comerciales generales de cada país en ese país.

¿Cuándo debo hablar con un abogado o un contable internacional?

Debe hacer partícipe a un abogado especializado en comercio internacional y a un contador internacional (o CPA) tan pronto como comience a pensar en expandirse hacia un nuevo mercado extranjero. Muchos abogados y contadores preferirían tener una conversación de 20 minutos en su etapa inicial para ayudarlo a evitarse muchos problemas evidentes e inmediatos, en lugar de recibir una llamada desesperada seis meses después cuando aparezcan los problemas. Debe sentirse cómodo haciendo este tipo de preguntas lo antes posible.

Read More

Sin categorizar