Coronavirus

Estamos aquí para librar la batalla

Desde China a Estados Unidos y a la Unión Europea

Experiencia en asesoramiento frente al coronavirus

Desde que el brote de coronavirus atacó Wuhan por primera vez en diciembre de 2019, Harris Bricken ha estado asesorando a sus clientes sobre cuestiones legales asociadas a la pandemia de la COVID-19. Teniendo oficinas en China, en la costa oeste de Estados Unidos y en España, nuestro bufete de abogados ha estado en la primera línea de respuesta frente a la emergencia mundial sanitaria, con nuestros abogados y clientes desenvolviéndose en condiciones de todo tipo, en los lugares más afectados y en tiempo real.

Desde las oficinas de China, España y Estados Unidos, nuestros abogados ya se han comprometido con una gran cantidad de asuntos, legales y no, vinculados al coronavirus, tanto para nuestros clientes como para nuestras propias familias. Desde enero, y prácticamente sin descanso, hemos estado escribiendo sobre el coronavirus y su impacto, y en nuestros blogs hemos creado una sección separada sobre la COVID-19 (aquí aquí) con los últimos conocimientos de los que disponemos, y algunos comentarios. Los principales medios de comunicación se han percatado de nuestra profunda experiencia en asuntos jurídicos y comerciales relacionados con los negocios y el coronavirus, y nuestros abogados han sido entrevistados y citados por The Economist, Financial Times, Indiana Lawyer, Corporate Counsel, EuropaPress y Cinco Días.

Desde que se hizo evidente que la COVID-19 sería un acontecimiento de proporciones globales sin precedentes, nuestro bufete creó un equipo jurídico internacional y transversal, con el fin de asesorar a las empresas afectadas con los siguientes problemas:

Contratos comerciales

En este momento, las economías de todo el mundo están siendo golpeadas, por lo que ha habido un aumento dramático en el número de empresas que desean modificar un contrato, rescindirlo o iniciar una demanda por incumplimiento, en todas las áreas de actividad económica —incluidos los contratos laborales, los contratos de suministro de productos, los contratos de propiedad inmobiliarias y de seguros—. Muchos de estos asuntos se centran en si el brote de coronavirus constituye un caso de fuerza mayor o crea una imposibilidad frente a un cumplimiento o si supone la frustración del propósito de un contrato que exime a una de las partes de sus obligaciones contractuales. La experiencia de nuestro bufete en supuestos casos de fuerza mayor por la COVID-19 ha sido reconocida por The Economist, Financial Times, Corporate Counsel, y las españolas EuropaPress y Cinco Días.

Ante la pandemia de la COVID-19, el colapso en la cadena de suministro global se ha vuelto aún más grave. Muchos de nuestros clientes son empresas americanas (del norte, centro y sur), europeas y australianas que se encuentran en medio de esta cadena —ahora rota— de suministro global, dejándolas en una posición de precariedad entre proveedores y clientes. Nuestros abogados están formulando estrategias de mitigación que limitan la exposición del cliente ante tales efectos negativos, y que inician y defienden demandas derivadas del coronavirus.

Propiedad inmobiliaria

Nuestros abogados están ayudando a sus clientes con temas inmobiliarios derivados de la COVID-19, incluyendo demandas de fuerza mayor contractual, de frustración de propósito y reclamos de imposibilidad presentados por inquilinos y compradores. También estamos ayudando a los propietarios comerciales a lidiar con los requisitos relacionados con la protección de la seguridad y la salud de sus inquilinos y del público, y en la supervisión de la evolución de las leyes nacionales y locales relacionadas con el alivio del alquiler y los desalojos.

Derecho laboral

La mayoría de nuestros clientes tienen muchas preguntas legales —en torno al derecho laboral y su correspondiente recesión económica— derivadas del coronavirus. Para aliviar las presiones económicas, los empresarios podrían considerar despedir a su personal, lo cual resulta precario cuando se trata de jurisdicciones con una protección generosa de los derechos de los trabajadores, como California, China y España. Las reducciones salariales y de jornada laboral podrían ser medidas útiles para capear la crisis, pero las leyes vigentes, los contratos específicos y las políticas de empleo involucradas determinarán cuál es el mejor camino a seguir.

Aparte, los empresarios tienen ahora una mayor responsabilidad ante esta pandemia global cuando de garantizar la seguridad en el lugar de trabajo se refiere, lo que puede dar lugar a problemas jurídicos, como el suministro de mascarillas y otros equipos de protección personal (EPP). Hemos trabajado con muchas empresas para establecer las políticas de trabajo remoto que requieren considerar simultáneamente problemas que afectan la productividad, la moral, la salud, los viajes, el estado migratorio, los beneficios y el equipo de trabajo, así como la suficiencia legal para trasladar eventos importantes a un entorno virtual.

Restructuración financiera

Las pérdidas relacionadas con el brote de coronavirus están dando lugar a bancarrotas y reestructuraciones en diversos sectores alrededor del mundo. La incertidumbre que rodea los posibles efectos del brote y la duración con respecto al valor de una empresa complica y retrasa la reorganización esencial y las ventas necesarias de activos críticos para ayudar a las empresas a complementar los flujos de efectivo disminuidos. Dado que la mayoría de los tribunales se encuentran operando a una capacidad limitada, las compañías necesitan planes de contingencia para determinar cómo trabajar con prestamistas y socios comerciales a corto y largo plazo.

Cobertura del seguro

Muchas empresas no consideran la cobertura de seguro existente como un posible mitigador de la disminución de los ingresos derivados de la COVID-19. Algunas pólizas de seguro comercial tienen cobertura de interrupción comercial para este suceso mundial, incluyendo la cobertura de cadena de suministro y cancelación de evento. Nuestros abogados han estado asesorando a las empresas que operan tanto a nivel nacional como internacional mediante el análisis de sus contratos de seguro para determinar si tienen cobertura y para mantenerse firmes frente a las compañías de seguros que buscan rechazar la cobertura. También estamos trabajando con empresas afectadas por el coronavirus que están valorando otras maneras de asegurarse en el futuro contra adversidades similares.

Compras de insumos médicos desde el extranjero

A los pocos días de las primeras noticias sobre el coronavirus, formamos un equipo especial de nuestros abogados especializados en la fabricación internacional para manejar la cadena de suministro, los contratos y los problemas de pago relacionados con la demanda y el suministro mundial de EPP, y hemos estado trabajando en tales acuerdos desde entonces. Para obtener más información sobre los riesgos a los que constantemente se enfrentan los compradores de estos productos y los distintos métodos que existen para minimizar dichos riesgos, consulte los artículos Comprar máscaras faciales y otros EPP de China: no apto para personas sensibles y Comprar máscaras faciales y otros EPP de China se volvió mucho más difícil.

Resolución de conflictos                

No sorprende que el coronavirus haya provocado todo tipo de litigios nuevos y que, por ende, nuestro equipo especializado en litigios haya estado gestionando, casi desde el primer día, este tipo de asuntos. Temas tan diversos como cadenas de suministro o propiedades inmobiliarias, cobertura de seguros y lesiones en cruceros… Nuestro equipo de litigios global puede encargarse de su caso.

Cannabis

La COVID-19 ha afectado la industria del cannabis de manera única. Muchos estados han denominado las ventas de cannabis medicinal e incluso recreativo como servicios esenciales y las empresas cannábicas han visto cómo las ventas aumentan de manera repentina a medida que los consumidores se apresuran a almacenar estos productos. Las autoridades estatales y locales han estado promulgando normas de emergencia y nuestros abogados han estado ocupados resolviendo cuestiones relacionadas con el cumplimiento normativo, temas laborales, asuntos inmobiliarios y todas las preocupaciones relacionadas con el cannabis. Hablando del cáñamo, la temporada de siembra está a la vuelta de la esquina y la mayoría de las cadenas de suministro corren un gran riesgo de que se interrumpa por la COVID-19. Todo, desde las transacciones de biomasa hasta las ventas minoristas de productos que contienen cannabidiol, cambiará en 2020 y esperamos también un repunte correspondiente en los litigios relacionados con el cannabis.

Preparación y mitigación

Ya sea que se trate de una cadena de suministro global o de un alquiler de un restaurante en Madrid, ninguna empresa debería convertirse en una víctima pasiva de la pandemia de la COVID-19. Mientras nos enfrentamos a la situación global del momento, evalúe su realidad contractual y fáctica, haga un plan para resolver o aliviar esos problemas, implemente su plan y finalmente podrá pasar esta tormenta mejor que la mayoría de las empresas. Al igual que nuestros clientes actuales, nuestro bufete puede ayudarlo a crear su plan y llevarlo a ejecución de la mejor manera posible, de hoy en adelante.